Protección para el Hogar: Barnices y Pinturas con Antimicrobiano

Protección para el Hogar: Barnices y Pinturas con Antimicrobiano

El moho no es otra cosa que un hongo, llamado filamentoso porque no forma estructuras semejante a una seta. Ellos crecen en ambientes húmedos y oscuros, o sea, lugares como baños que generalmente son húmedos y un ambiente propicio para la proliferación de hongos.

Cuando se produce el aparecimiento de moho en una determinada pared, ella pierde su estética original, sus propiedades físicas y principalmente es sinónimo de suciedad.

Eso produce una sensación de inseguridad y falta de confort en muchos hogares. Además de eso, esas manchas solo se las puede remover completamente con el auxilio de químicos y mucho trabajo. ¿Será entonces, que no existe una solución para eso? ¡Sí! El uso de pinturas y barnices con antimicrobianos inhibe la proliferación de microorganismos que causan el moho y transmiten enfermedades.

Esa es la principal diferencia entre pinturas con antimicrobiano y aquellas que no lo son: seguridad. Antimicrobianos son incorporados a pinturas, evitando así que estas sean atacadas por bacterias y hongos. Eso quiere decir que, aun en aquellas regiones de la pared en las que nunca les da el sol y están siempre húmedas, no habrá moho, permaneciendo inmune a bacterias y hongos.

Lugares como baños, hospitales, paredes de garajes, escaleras, por ejemplo, son lugares que están propensos al ataque de microorganismos, siendo, por lo tanto, una de las innúmeras aplicaciones para las pinturas con antimicrobiano. Haciendo una búsqueda en internet, podemos encontrar diversas ideas de como retirar el moho de las paredes como por ejemplo, mesclar lavandina, algún producto que contenga cloro y agua. Eso puede ser eficiente para retirar el moho, pero cambiará el color de la pared y deberá ser hecho con frecuencia. Eso podría ser evitado con un tratamiento más duradero, está es otra de las diferencias entre las pinturas con antimicrobiano.

Es bueno recordar, que muchas veces, la incorporación de antimicrobianos en las pinturas no agrega más etapas y por lo tanto el proceso no es más costoso ni demorado – tanto para las pinturas líquidas como para las pinturas en polvo. Además de eso, ese proceso puede ser aplicado a barnices tanto para los destinados a maderas como para mármoles y granitos.

La madera, debido a su estructura orgánica, es de cierta manera más propensa aún al ataque de bacterias y hongos. De esta manera, podemos utilizar barnices con antimicrobiano, evitando que las maderas sean atacadas y enmohezcan. Una buena noticia, sobre todo cuando hablamos de casas de maderas.

En la aplicación de los barnices para mármoles y granitos, también es importante que estos tengan una actividad antimicrobiana, ya que, además de los problemas ya citados para las pinturas y maderas, los muebles y mesadas en mármol están en constante contacto con alimentos. En el caso de aplicaciones en mesadas de la cocina, sabemos que eventualmente colocamos el alimento directamente en el mármol y si este fue previamente contaminado, puede pasar al alimento. Esto es un ejemplo de contaminación cruzada.

De esta forma, la propiedad antimicrobiana produce seguridad a los consumidores, que sabrán que cada vez tendrán menos chances de contaminarse y que las pinturas con antimicrobiano en la pared, en los muebles de madera o mármoles durarán más tiempo.

TNS desenvuelve aditivos para la industria de pinturas y barnices con efecto comprobado.

¡Entre en contacto con un consultor TNS y sepa mucho más!