PRODUCCIÓN DE LAMINADOS DE MADERA CON ANTIMICROBIANO TNS

PRODUCCIÓN DE LAMINADOS DE MADERA CON ANTIMICROBIANO TNS

Versátil, práctico y de fácil limpieza. El uso de laminados de madera (o melamínicos, debido al amplio empleo de esta materia prima en su producción) en los hogares de los brasileños es un fenómeno relativamente reciente – comenzó de hecho en hacia los años 90  – pero su uso ha sido ampliamente utilizado no sólo por la fácil instalación, pero también por las ventajas en la hora de efectuar su mantenimiento.

EL MERCADO DE LAMINADOS Y PERSPECTIVAS PARA 2018

El mercado de laminados, que sufrió con la retracción económica en los últimos en la estera del sector de materiales de construcción, si ve 2018 como una oportunidad de reanudación. Según datos de Abramat (Asociación Brasileña de Materiales de Construcción) la estimación es de un crecimiento del 2% en las ventas del próximo año, frente a la fuerte retracción del 5% experimentada en este año de 2017. La producción de estos laminados se realiza en su gran mayoría en el mercado brasileño. Para tener una idea del avance de esta aplicación en el mercado doméstico, la producción registró un crecimiento fuerte del 63% entre los años 2007 y 2016, alcanzando el importante nivel de casi 12 millones de metros cuadrados el año pasado (fonte). Bueno recordar que la producción es totalmente sostenible, teniendo como base la extracción controlada y certificada de árboles de pino y eucalipto. Además, organizaciones como FSC y Cerflor hacen la auditoría y control del manejo y de la utilización de las materias primas.

CÓMO SE HACE LA PRODUCCIÓN DE LAMINADOS DE MADERA?

Aunque estos pisos tienen colores, diseños y aspectos diferentes, se puede decir que su producción es relativamente simple. El inicio de la producción es muy parecido a la producción de chapas de compensado común.En un momento determinado, la capa más externa del piso laminado, es similar a un papel de gramaje alto, recibe la primera aplicación de resina (cómo dicho anteriormente, normalmente es del tipo melamínica). En este primer baño es hecha la aplicación de la resina, llenando los espacios vacíos del papel y haciéndolo por consecuencia más liso. Posteriormente al primer baño el papel pasa por un horno de calefacción, con el objetivo de conferir una cura térmica en la primera capa. En la etapa de curación, tenemos una nueva aplicación de resina, la cual es hecha por rollos reticulados. Estos rollos confieren otra capa al papel, llenando los espacios aún no rellenados en la primera etapa. Después de estos dos baños, el laminado como un todo pasa por el acabado final, donde, por ejemplo, será prensado y recibirá las ranuras en su superficie (que pueden tener varios criterios dependiendo del diseño y del tipo de papel utilizado).

CÓMO Y ¿POR QUÉ APLICAR LOS ADITIVOS ANTIMICROBIANOS EN ESTE PRODUCTO?

La aplicación de aditivos antimicrobianos en laminados se da en su proceso industrial, durante los baños. El momento ideal para que los aditivos sean empleados es en el segundo y último baño, ya que la capa allí aplicada será la más externa. Este aspecto es primordial, ya que la funcionalización de los aditivos antimicrobianos se debe principalmente al contacto de los microorganismos en la superficie de los pisos laminados. Cada industria posee sus diferenciales, de esta forma TNS cuenta con diferentes principios activos los cuales pueden ser empleados en este tipo de proceso. Hablamos de otros posibles métodos de aplicación de antimicrobianos en maderas en este artículo.

La incorporación de aditivos antimicrobianos en pisos laminados sigue una tendencia observada hace varios años en Europa y Estados Unidos, donde la preocupación por ambientes más saludables y protegidos de enfermedad se hace presente todo el tiempo. Aplicados en dormitorios, cocinas y salas, esta funcionalidad protege a todos de microrganismos causantes de enfermedades (bacterias, hongos y etc). En ambientes hospitalarios su uso es aún más importante, ya que la protección comprobada de los aditivos TNS frente a bacterias como Acinetobacter protege a pacientes de infecciones hospitalarias graves. Para estos casos, acostumbramos recomendar que las pruebas de eficacia antimicrobiana se lleven a través de la norma japonesa JIS Z 2801, ya que ésta es una de las más empleadas internacionalmente para superficies no porosas.

¿Está interesado en aplicar aditivos antimicrobianos en su industria de laminados de madera? ¡Póngase en contacto con nuestro equipo de expertos y sepa más!